Trilogía “Corredor del laberinto”

Hoy os traigo mi opinión personal sobre la trilogía de “El corredor del laberinto” de James Dashner.

AVISO A NAVEGANTES, ESTA ENTRADA CONTIENE MONTONES DE SPOILERS. SI NO LO HAS LEÍDO, NO CONTINÚES. RESERVA ESTA ENTRADA PARA CUANDO HAYAS LEÍDO LOS LIBROS. 

Tengo que decir que antes de plantearme leerlos había oído a muchos youtubers hablar sobre ellos, y me había hecho muchas ilusiones, ilusiones que en cierta forma no se han visto colmadas al leerlos. Me han gustado, pero me dejan un regusto raro. 

Tengo que admitir que para que un libro me mantenga enganchada me tiene que dejar “la mosca detrás de la oreja”, es decir, tiene que tener cierto misterio, porque sino me aburre y me cuesta terminarlo. Seguramente en ese punto cogería otro y dejaría al pobre libro sin mosca en la mesilla por los siglos de los siglos. En esta trilogía, el primer libro, lo del laberinto, los laceradores, todo el misterio que surgía de la falta de memoria de los protagonistas y de la extraña forma de aparecer en el Claro, etc. 

Sin embargo, esa sensación se fue diluyendo conforme pasaban los libros. El segundo, el de las pruebas, lo empecé un poco desganada y enfadada por el autor. ¿Por qué? Porque no hacía más que pensar en que eran unos niños (deformación profesional, soy maestra) y que CRUEL estaba siendo demasiado cruel con ellos, valga la redundancia. Nunca pensé que un nombre pudiera describir tan bien una empresa/organización. 

Además de que los tienen en un laberinto que no tiene salida, con unos monstruos que los matan y en su defecto los sumergen en un estado de locura porque por un momento recuperan los recuerdos que les habían hecho perder; además de todo eso, cuando ya creían que todo había terminado, ¡NO!, aun van a tener que aguantar traiciones, desapariciones, un desierto interminable, raros que se los quieren comer… ¡SOLO SON NIÑOS!

Y para terminar, el último libro. La culminación de la crueldad. No ha sido suficiente todo lo que has pasado, no, es que además, vas a tener que ver como uno de tus mejores amigos se vuelve loco, y al final va a depender de ti que se cure o no. Es que claro, al pobre Thomas nadie le había dicho que tendría que sacrificarse para lograr la cura. Bueno sí que lo sabía, hasta que le borraron la memoria. De hecho, creo que por eso se llama “cura mortal” porque para que se logre la cura primero Thomas tiene que morir mientras unos desalmados manejan su cerebro para ver qué es lo que piensa. 

Y ahora yo pregunto, ¿de qué sirve querer salvar a la humanidad “cueste lo que cueste” si en el camino estás perdiendo lo que te hace humano? Me queda la sensación de que verdaderamente no sé quien está más loco, si los llamados raros o los que intentan luchar contra ellos a costa de todo. Supongo que es eso lo que pasa cuando el cargo de conciencia es TAN grande. ¿A quién se le ocurre crear semejante enfermedad con el fin de controlar la población mundial? Fue una MUY MALA IDEA. Pero que muy mala. 

¿Mi nota final? Un 3. ¿Por qué? Porque a pesar de que me ha parecido un tanto largo y pesado en algunos puntos, creo que cada una de las páginas es necesaria para llegar a sentir y comprender lo que siente Thomas. Verdaderamente llego a odiar a Teresa, pero al final también me hace sentir lástima, porque no le deseo esa muerte tan horrible, no cuando ella también ha pasado todo lo que ha pasado, pues la historia desde su punto de vista tampoco no es nada fácil. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s